EL HOMBRE DEL DELTA de Lucio Fontana

EL HOMBRE DEL DELTA de Lucio Fontana

Lucio Fontana alternó sus años de vida entre la Argentina e Italia. Esta obra fue realizada durante una de sus residencias en la Argentina (1940-1946). Si bien en Europa había
comenzado a realizar obras de carácter abstracto, durante estos años se aboca a la escultura figurativa. También realiza figuras masculinas inspiradas seguramente en los habitantes costeros de su Rosario natal. En 1942 obtiene el Primer Premio de la Comisión Nacional de Cultura.
Al año siguiente “El Hombre del Delta”, bronce de “tamaño natural”, fue presentado por Fontana en el Salón Nacional, y obtuvo por él, el Primer Premio Municipal con el carácter de adquisición para la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Integra el patrimonio del Museo de Artes Plásticas “Eduardo Sívori”, de esta ciudad.
Analiza Ethel Martínez Sobrado sobre “Hombre del Delta”: “la cabeza contrasta con la masa poderosa del cuerpo, y la amplia curva de la espalda subraya la laxitud del
personaje, verdadera fuerza física en reposo.”

“La cabeza contrasta con la masa poderosa del cuerpo, y la amplia curva de la espalda subraya la laxitud del personaje, verdadera fuerza física en reposo.”

Lucio Fontana es el artista argentino de mayor trascendencia internacional. Nacido en Rosario de Santa Fe el 19 de febrero de 1899, de niño se traslada con su padre a Italia,
donde estudia en colegios lombardos y en escuelas técnicas de Milán. Ya a los 15 años trabajaba en el enorme taller de escultura funeraria y decorativa que tenía su padre, que contaba con más de un centenar de trabajadores. Comienza a estudiar en Italia, pero al poco tiempo regresa a Rosario. Su primera presentación es en el Salón de Otoño de Rosario de 1925, luego vuelve a Milán y termina los cursos de la Academia di Brera, donde tuvo como maestro a Adolfo Wildt, el más prestigioso escultor de la época en Italia.
En 1935 presenta la primera exposición de esculturas no figurativas que se había realizado en Italia. Con 40 años retorna a la Argentina, donde es profesor de Escuelas de Bellas Artes y también participa en la fundación de la escuela Altamira, junto con Raúl Soldi y otros artistas.
En 1940 realiza un proyecto para el Monumento Nacional a la Bandera en su ciudad natal y modela algunos delicados caballos, y al año siguiente obtiene el Premio Adquisición en el XVIII Salón Anual de Santa Fe. En abril de 1947 se embarca rumbo a Italia, donde se establece y fallece años después.

Año: 1943
Técnica: Bronce a la cera perdida
Medidas: 150 x 97 x 97 cm

2018-12-05T14:03:18+00:00