ADAGIO de Antonio Pujía

ADAGIO de Antonio Pujía

Esta obra integra la serie Felicidad y Dolor, en la cual el artista transmite con igual intensidad y pasión las diferentes posibilidades que anidan en el seno de los seres humanos:
amor y odio, construcción y destrucción, apatía y pasión. “Adagio” muestra la serenidad y belleza de una mujer sentada en un sillón, se trata de Susana Niccolai, su futura esposa, a quien recién conocía.
En 2008 fue expuesta en el Museo Sívori en la muestra que el artista tituló “Homenaje a la Eterna Mujer”.

“Adagio” muestra la serenidad y belleza de una mujer sentada en un sillón, se trata de Susana Niccolai, su futura esposa, a quien recién conocía.

Antonio Pujía es una de las grandes figuras de la escultura argentina, maestro y referente de muchos artistas.
Nació en Polia, Italia, en 1929. En su Calabria natal desde pequeño modelaba sus propios juguetes con arcilla que recogía de un arroyo. Llegó a la Argentina en 1937. Al terminar la escuela primaria, se inclina por los estudios artísticos. Con esfuerzo y dedicación obtiene los títulos de Profesor Nacional de Dibujo y Escultura. Entre los profesores se destacan grandes artistas como Troiano Troiani, Alfredo Bigatti, Alberto Lagos y José Fioravanti. Trabaja como ayudante en sus talleres, como así también en el de Rogelio Yrurtia, siempre con ansias de aprender.
Durante 14 años (1956-1970) trabaja y crea el departamento de escenografía escultórica en el Teatro Colón. Desde entonces la música y la danza se convierten en sus pasiones y temas preferidos en su obra.

ADAGIO: Sentencia breve, por lo común de carácter moral. (Real Academia Española).

Año: 1960/61
Técnica: bronce a la cera perdida
Medidas: 150 x 40 x 40 cm

2018-12-04T15:50:37+00:00