EL SUEÑO DE ATAHUALPA de Ponciano Cárdenas

EL SUEÑO DE ATAHUALPA de Ponciano Cárdenas

Ponciano Cárdenas Canedo nació el 25 de agosto de 1927 en Cochabamba, Bolivia, naturalizándose argentino años más tarde. Desde niño se siente atraído por la figura del toro que modela a diario con barro a modo de juego infantil. Pasaba horas observando a los animales que se preparaban para la lidia en la plaza de toros lindera a su domicilio. En 1947 decidió continuar sus estudios en el extranjero. El destino elegido era España, pero una escala en Buenos Aires y el conocimiento de la Escuela Superior de Bellas Artes “Ernesto de la Cárcova” y de su director Alfredo Guido, hizo que se quedara en Buenos Aires.

El toro comienza a cobrar significado para el artista, símbolo de España y la opresión a los pueblos de América. Por eso en sus obras el toro es vencido en diversas circunstancias, en El Sueño de Atahualpa -el último soberano del Imperio Inca (1525-1533) que se enfrentó al español Francisco Pizarro en Cajamarca y sufrió una emboscada-, el toro es vencido como símbolo de la liberación de los pueblos de América. 

Es una obra de gran fuerza expresiva reforzada por la diagonal que va en ascenso desde las ancas del animal hasta su cabeza vencida por el soberano.

 

Año: 1984

Técnica: Bronce a la cera perdida

Medidas: 80 x 148 x 97 cm

Otras obras del artista emplazadas en Pinamar: Doma, Toro y El Despertar de América

2018-12-05T14:03:25+00:00